frases celebres seneca, frases celebres de seneca, citas de séneca, citas de seneca, frases de seneca, frases seneca, frases séneca, frase seneca, frase de seneca, refranes seneca, frases lucio anneo seneca, frases célebres de seneca, frases célebres seneca, citas célebres seneca, citas célebras de seneca, citas celebres seneca, citas celebres de seneca, frases famosas de seneca, frases famosas seneca

 Disfrutalo gratis punto com

Spainviajes, viajes a ...

Islas, Mallorca, Canarias, Tenerife, Menorca, ... Levante, Costa Dorada, Benidorm, Peñíscola Cataluña, Barcelona, Costa Brava Castilla La Mancha, Madrid, Toledo Andalucia, Sevilla, Málaga, Costa del Sol Ruta del vino, camino de santiago Feria de Abril, Fallas, San Fermines Casas rurales Estaciones de esquí
Cantábrico Islas Levante Cataluña 2 Castillas Andalucía Rutas Fiestas Casas Rurales Estaciones de Esquí
 
Temas
Página principal
Anuncios clasificados
Bienestar
Bolsa
Búsqueda de pareja
Cine
Descargas
Dietas
Ecología
Famosas
Famosos
Frases célebres
Fútbol gratis
Horóscopo
Motor
Música
Programación TV
Radio
Resultados de Loterías
Series
Traductores online
TV
Viajes, ofertas especiales
Vídeos curiosos
Vídeos de animales
Vídeos de humor
Webcams de animales
Webcams de todo el mundo
Webmasters
XXX
 
 
FRASES, REFRANES DIVIDIDOS POR AUTORES
 
Aristóteles Filósofo griego.

Bacon, Sir Francis Filósofo y estadista británico.

Borges, Jorge Luis Escritor argentino.

Carlyle, Thomas Historiador, pensador y ensayista inglés.

Cervantes Saavedra, Miguel de Escritor español.

Chesterton, Gilbert Keith Escritor británico.

Cicerón, Marco Tulio Escritor, orador y político romano.

Confucio Filósofo chino.

Einstein, Albert Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Emerson, Ralph Waldo Poeta y pensador estadounidense.

Franklin, Benjamin Estadista y científico estadounidense.

Gandhi, Mahatma Político y pensador indio.

Goethe, Johann Wolfgang Poeta y dramaturgo alemán.

Gracián, Baltasar Escritor español.

Hugo, Victor Novelista francés.

Montaigne, Michel Eyquem de Escritor y filósofo francés.

Napoleón Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Nietzsche, Friedrich Filosofo alemán.

Ortega y Gasset, José Filósofo y ensayista español.

Pascal, Blaise Científico, filósofo y escritor francés.

Platón Filósofo griego.

Quevedo, Francisco de Escritor español.

Rochefoucauld, François de la Escritor francés.

Rousseau, Jean Jacques Filósofo francés.

San Agustín Obispo y filósofo.

Séneca, Lucio Anneo Filósofo latino.

Shakespeare, William Escritor británico.

Shaw, George Bernard Escritor irlandés.

Voltaire Filósofo y escritor francés.

Wilde, Oscar Dramaturgo y novelista irlandés.

Frases célebres > Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca
 
La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.
 
Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo que lo que los otros opinen de ti.

En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.

No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.

El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.

¿Preguntas qué es la libertad? No ser esclavo de nada, de ninguna necesidad, de ningún accidente y conservar la fortuna al alcance de la mano.
 

Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.

La amistad siempre es provechosa; el amor a veces hiere.

El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.

El colmo de la infelicidad es temer algo, cuando ya nada se espera.

Jamás se descubriría nada si nos considerásemos satisfechos con las cosas descubiertas.

La naturaleza nos ha dado las semillas del conocimiento, no el conocimiento mismo.

Merece salir engañado el que al hacer un beneficio, cuente con la recompensa.

Teméis todas las cosas como mortales y todas las deseáis como inmortales.

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.

Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo.

No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea.

El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores.

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.

Los que saben mucho se admiran de pocas cosas, y los que no saben nada se admiran de todo.

La recompensa de una buena acción está en haberla hecho.

Considera las contrariedades como un ejercicio.

Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba.

El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo.

Existe el destino, la fatalidad y el azar; lo imprevisible y, por otro lado, lo que ya está determinado. Entonces como hay azar y como hay destino, filosofemos.

No hay cosa más fuerte que el verdadero amor.

El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo.

No podemos evitar las pasiones, pero si vencerlas.

La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas.

Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.

Los hombres aman sus vicios y al mismo tiempo los odian.

Forma parte de la curación el deseo de ser curado.

Para saber algo, no basta con haberlo aprendido.

Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida.

No existe ningún gran genio sin un toque de demencia.

Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente.

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo.

Si me ofreciesen la sabiduría con la condición de guardarla para mí sin comunicarla a nadie, no la querría.

Sin estudiar enferma el alma.

Los hombres aprenden mientras enseñan.

Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.

Es, a menudo, más conveniente disimular que vengarse.

El fuego prueba el oro; la miseria los hombres fuertes.

Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor.

El favor consiste no en lo que se hace o se da, sino en el ánimo con que se da o se hace.

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.

Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo.

El cabalgar, el viajar y el mudar de lugar recrean el ánimo.

El camino del vicio no solamente se desliza, sino que se precipita hacia abajo.

 
 
frases celebres seneca, frases celebres de seneca, citas de séneca, citas de seneca, frases de seneca, frases seneca, frases séneca, frase seneca, frase de seneca, refranes seneca, frases lucio anneo seneca, frases célebres de seneca, frases célebres seneca, citas célebres seneca, citas célebras de seneca, citas celebres seneca, citas celebres de seneca, frases famosas de seneca, frases famosas seneca
 

 

Visitar España