frases celebres oscar wilde, citas celebres de oscar wilde, frases celebres de oscar wilde, frases oscar wilde, frases célebres de oscar wilde, frases célebres oscar wilde, citas de oscar wilde, frases de oscar wild, frase oscar wilde, frase de oscar wilde, frases oscar wild, pensamientos de oscar wilde, pensamientos oscar wilde, frases famosas de oscar wilde, frases famosas oscar wilde

 Disfrutalo gratis punto com

Spainviajes, viajes a ...

Islas, Mallorca, Canarias, Tenerife, Menorca, ... Levante, Costa Dorada, Benidorm, Peñíscola Cataluña, Barcelona, Costa Brava Castilla La Mancha, Madrid, Toledo Andalucia, Sevilla, Málaga, Costa del Sol Ruta del vino, camino de santiago Feria de Abril, Fallas, San Fermines Casas rurales Estaciones de esquí
Cantábrico Islas Levante Cataluña 2 Castillas Andalucía Rutas Fiestas Casas Rurales Estaciones de Esquí
 
Temas
Página principal
Anuncios clasificados
Bienestar
Bolsa
Búsqueda de pareja
Cine
Descargas
Dietas
Ecología
Famosas
Famosos
Frases célebres
Fútbol gratis
Horóscopo
Motor
Música
Programación TV
Radio
Resultados de Loterías
Series
Traductores online
TV
Viajes, ofertas especiales
Vídeos curiosos
Vídeos de animales
Vídeos de humor
Webcams de animales
Webcams de todo el mundo
Webmasters
XXX
 
 
FRASES, REFRANES DIVIDIDOS POR AUTORES
 
Aristóteles Filósofo griego.

Bacon, Sir Francis Filósofo y estadista británico.

Borges, Jorge Luis Escritor argentino.

Carlyle, Thomas Historiador, pensador y ensayista inglés.

Cervantes Saavedra, Miguel de Escritor español.

Chesterton, Gilbert Keith Escritor británico.

Cicerón, Marco Tulio Escritor, orador y político romano.

Confucio Filósofo chino.

Einstein, Albert Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Emerson, Ralph Waldo Poeta y pensador estadounidense.

Franklin, Benjamin Estadista y científico estadounidense.

Gandhi, Mahatma Político y pensador indio.

Goethe, Johann Wolfgang Poeta y dramaturgo alemán.

Gracián, Baltasar Escritor español.

Hugo, Victor Novelista francés.

Montaigne, Michel Eyquem de Escritor y filósofo francés.

Napoleón Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Nietzsche, Friedrich Filosofo alemán.

Ortega y Gasset, José Filósofo y ensayista español.

Pascal, Blaise Científico, filósofo y escritor francés.

Platón Filósofo griego.

Quevedo, Francisco de Escritor español.

Rochefoucauld, François de la Escritor francés.

Rousseau, Jean Jacques Filósofo francés.

San Agustín Obispo y filósofo.

Séneca, Lucio Anneo Filósofo latino.

Shakespeare, William Escritor británico.

Shaw, George Bernard Escritor irlandés.

Voltaire Filósofo y escritor francés.

Wilde, Oscar Dramaturgo y novelista irlandés.

Frases célebres > Oscar Wilde

Oscar Wilde
 
A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
 
Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame.

Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas.

No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea.
 

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.

La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse.

La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.

Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces sí.

Uno debería estar siempre enamorado. Por eso jamás deberíamos casarnos.

Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre, y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos, donde deberíamos intentar vivir.

Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.

La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella.

Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan.

Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.

La única manera en que un hombre debe comportarse con una mujer es: haciendo el amor con ella, si es bonita, o con otra, si es fea.

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer.

Sólo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie.

Las mujeres feas son celosas de sus maridos. Las bonitas no tiene tiempo, ¡están siempre tan ocupadas en estar celosas de los maridos de los demás...!

Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas.

Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen.

Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.

Haría cualquier cosa por recuperar la juventud... excepto hacer ejercicio, madrugar, o ser un miembro útil de la comunidad.

El hombre puede creer en lo imposible, pero no creerá nunca en lo improbable.

Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

Cómo tener confianza de una mujer que le dice a uno su verdadera edad. Una mujer capaz de decir esto es capaz de decirlo todo.

La ambición es el último refugio del fracaso.

Cuando un hombre se casa por segunda vez, es porque adoraba a su primera mujer.

La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar.

El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices.

La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas.

En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados y los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles.

Escojo a mis amigos por su buena apariencia, a mis conocidos por su carácter y a mis enemigos por su razón.

El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean.

Los solteros ricos deberían pagar más impuestos. No es justo que unos sean más felices que otros.

Es terriblemente triste eso de que el talento dure más que la belleza.

Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista.

Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado.

Como mala persona soy un completo desastre. Hay montones de gente que afirman que no he hecho nada malo en toda mi vida. Por supuesto sólo se atreven a decirlo a mis espaldas.

Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo, simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima.

La única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero.

Cuando se está enamorado, comienza uno por engañarse a sí mismo y acaba por engañar a los demás. Esto es lo que el mundo llama una novela.

No soy tan joven como para saberlo todo.

Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, e insoportablemente presumidos cuando no lo son.

Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad.

La realidad es que los éxitos se los llevan los fuertes y el fracaso los débiles, y eso es todo.

La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno es joven.

El hombre puede soportar las desgracias que son accidentales y llegan de fuera. Pero sufrir por propias culpas, ésa es la pesadilla de la vida.

 
 
frases celebres oscar wilde, citas celebres de oscar wilde, frases celebres de oscar wilde, frases oscar wilde, frases célebres de oscar wilde, frases célebres oscar wilde, citas de oscar wilde, frases de oscar wild, frase oscar wilde, frase de oscar wilde, frases oscar wild, pensamientos de oscar wilde, pensamientos oscar wilde, frases famosas de oscar wilde, frases famosas oscar wilde
 

 

Visitar España