frases celebres san agustin, citas de san agustín, frases celebres de san agustin, frases san agustin, frases san agustín, frases de san agustín, citas de san agustin, frases de san agustin de hipona, frases celebres san agustin, frases célebres san agustin, citas celebres san agustin, citas célebres san agustin, citas célebres san agustín, frases célebres san agustín, frases célebres de san agustín

 Disfrutalo gratis punto com

Spainviajes, viajes a ...

Islas, Mallorca, Canarias, Tenerife, Menorca, ... Levante, Costa Dorada, Benidorm, Peñíscola Cataluña, Barcelona, Costa Brava Castilla La Mancha, Madrid, Toledo Andalucia, Sevilla, Málaga, Costa del Sol Ruta del vino, camino de santiago Feria de Abril, Fallas, San Fermines Casas rurales Estaciones de esquí
Cantábrico Islas Levante Cataluña 2 Castillas Andalucía Rutas Fiestas Casas Rurales Estaciones de Esquí
 
Temas
Página principal
Anuncios clasificados
Bienestar
Bolsa
Búsqueda de pareja
Cine
Descargas
Dietas
Ecología
Famosas
Famosos
Frases célebres
Fútbol gratis
Horóscopo
Motor
Música
Programación TV
Radio
Resultados de Loterías
Series
Traductores online
TV
Viajes, ofertas especiales
Vídeos curiosos
Vídeos de animales
Vídeos de humor
Webcams de animales
Webcams de todo el mundo
Webmasters
XXX
 
 
FRASES, REFRANES DIVIDIDOS POR AUTORES
 
Aristóteles Filósofo griego.

Bacon, Sir Francis Filósofo y estadista británico.

Borges, Jorge Luis Escritor argentino.

Carlyle, Thomas Historiador, pensador y ensayista inglés.

Cervantes Saavedra, Miguel de Escritor español.

Chesterton, Gilbert Keith Escritor británico.

Cicerón, Marco Tulio Escritor, orador y político romano.

Confucio Filósofo chino.

Einstein, Albert Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Emerson, Ralph Waldo Poeta y pensador estadounidense.

Franklin, Benjamin Estadista y científico estadounidense.

Gandhi, Mahatma Político y pensador indio.

Goethe, Johann Wolfgang Poeta y dramaturgo alemán.

Gracián, Baltasar Escritor español.

Hugo, Victor Novelista francés.

Montaigne, Michel Eyquem de Escritor y filósofo francés.

Napoleón Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Nietzsche, Friedrich Filosofo alemán.

Ortega y Gasset, José Filósofo y ensayista español.

Pascal, Blaise Científico, filósofo y escritor francés.

Platón Filósofo griego.

Quevedo, Francisco de Escritor español.

Rochefoucauld, François de la Escritor francés.

Rousseau, Jean Jacques Filósofo francés.

San Agustín Obispo y filósofo.

Séneca, Lucio Anneo Filósofo latino.

Shakespeare, William Escritor británico.

Shaw, George Bernard Escritor irlandés.

Voltaire Filósofo y escritor francés.

Wilde, Oscar Dramaturgo y novelista irlandés.

Frases célebres > San Agustín

San Agustín
 
El que no tiene celos no está enamorado.
 
Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.

La medida del amor es amar sin medida.

Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.

Todo el que cree, piensa. Porque la fe, si lo que cree no se piensa, es nula.

Casarse está bien. No casarse está mejor.
 

Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama.

La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.

Quien no ha tenido tribulaciones que soportar, es que no ha comenzado a ser cristiano de verdad.

Las lágrimas son la sangre del alma.

Aprueba a los buenos, tolera a los malos y ámalos a todos.

Los hombres están siempre dispuestos a curiosear y averiguar sobre las vidas ajenas, pero les da pereza conocerse a sí mismos y corregir su propia vida.

Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja.

Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.

Una vez al año es lícito hacer locuras.

Conócete, acéptate, supérate.

Una virtud simulada es una impiedad duplicada: a la malicia une la falsedad.

No se accede a la verdad sino a través del amor.

Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza, porque nos predispone al pecado.

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.

Nadie niega a Dios, sino aquel a quien le conviene que Dios no exista.

El hombre no reza para dar a Dios una orientación, sino para orientarse debidamente a sí mismo.

Cuanto mejor es el bueno, tanto más molesto es para el malo.

El pasado ya no es y el futuro no es todavía.

Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti.

Creo para comprender, y comprendo para creer mejor.

No hay riqueza más peligrosa que una pobreza presuntuosa.

Obedeced más a los que enseñan que a los que mandan.

En las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad.

La razón no se sometería nunca, si no se juzgase que hay ocasiones en que debe someterse.

El alma desordenada lleva en su culpa la pena.

Si dudo, si me alucino, vivo. Si me engaño, existo. ¿Cómo engañarme al afirmar que existo, si tengo que existir para engañarme?

Quien toma bienes de los pobres es un asesino de la caridad. Quien a ellos ayuda, es un virtuoso de la justicia.

Buscad lo suficiente, buscad lo que basta. Y no queráis más. Lo que pasa de ahí, es agobio, no alivio; apesadumbra en vez de levantar.

Cuando estés en Roma, compórtate como los romanos.

En el jardín de la Iglesia se cultivan: Las rosas de los mártires, los lirios de las vírgenes, las yedras de los casados, las violetas de las viudas.

En el Cielo dicen Aleluya, porque en la Tierra han dicho Amén.

No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad.

Así como toda carencia es desgracia, toda desgracia es carencia.

Si somos arrastrados a Cristo, creemos sin querer; se usa entonces la violencia, no la libertad.

La ociosidad camina con lentitud, por eso todos los vicios la alcanzan.

Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados.

La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche.

¿Qué es, pues el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; si quiero explicarlo a quien me lo pide, no lo sé.

Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.

Existirá la verdad aunque el mundo perezca.

Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error.

Donde no hay caridad no puede haber justicia.

En donde no hay caridad no puede haber justicia.

 
 
frases celebres san agustin, citas de san agustín, frases celebres de san agustin, frases san agustin, frases san agustín, frases de san agustín, citas de san agustin, frases de san agustin de hipona, frases celebres san agustin, frases célebres san agustin, citas celebres san agustin, citas célebres san agustin, citas célebres san agustín, frases célebres san agustín, frases célebres de san agustín
 

 

Visitar España